Entendemos que el TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) es una enfermedad que necesita ayuda farmacológica y de estrategias conductuales para poder frenar esa ola de pensamientos que invaden tu mente y muchas veces no te dejan funcionar.
Seguro tus familiares han intentado ayudarte a tranquilizar sin éxito, te han dicho esa frase que a tantas personas que tienen un trastorno mental les han dicho y que causa más frustración que consuelo: “Deja de comportarte así, tu puedes controlarte”.
En la SinDepre sabemos que no es cuestión de echarle ganas si no de aprender a disminuir los síntomas que tanto te paralizan.

Estos son algunos pasos que pueden ayudarte.

  1. Conocer sobre TOC: saber que estás enfermo y estudiar sobre el trastorno te ayudará a poder entenderte. 
  2. Pedir ayuda a profesionales: acercarte a una consulta psiquiátrica y psicológica podrá darte claridad sobre el manejo de tu enfermedad.
  3. Aprender estrategias: los síntomas del TOC no siempre desaparecen, pero con tratamiento conductual podrás empezar a sentirte mejor.
  4. Involucrar a la familia: el aprendizaje y la comprensión emocional de los familiares cercanos puede ayudarte a manejar mejor tus síntomas.
  5. Diferenciar entre rasgos y síntomas obsesivos compulsivos: por ejemplo, hay personas que tienen dos o tres rituales al día. Un rasgo es que pueden no hacerlos pero existe la convicción por llevarlos a cabo. En cambio, los síntomas son conductas (no deseadas) que interfieren en la vida cotidiana y se necesitan para bajar la ansiedad de las personas.

Lo más importante de todo, siempre hay que recordar que tú no tienes la culpa, el TOC es un trastorno bioquímico con síntomas clínicos que van más allá de los rasgos de tu personalidad. 


Leave a Reply