Todos los años el 10 de octubre la OMS conmemora el Día Mundial de la Salud Mental. En esta ocasión la festividad está dirigida a los jóvenes. Si, a pesar de lo que muchas personas pensarían, el 50% de los padecimientos mentales comienza alrededor de los 14 años.

Es por todos conocido que la depresión es una de las enfermedades con mayor crecimiento en los últimos años, pero pocos son conscientes de que el suicidio es ya la segunda causa de mortalidad en jóvenes entre los 15 y 29 años, sólo superada por los accidentes asociados al consumo de alcohol. Así es, las 2 primeras razones por las que los adolescentes y jóvenes fallecen están directamente asociadas a cuestiones emocionales.

Por lo anterior es muy importante tomar acciones preventivas eficaces para contrarrestar los problemas del estado de ánimo, consumo de sustancias, trastornos alimentarios, bullying, impulsividad y autoestima. Además, tomemos en cuenta que los adolescentes son especialmente sensibles y vulnerables por la etapa del desarrollo que enfrentan.

Aquí te compartimos algunas sugerencias que pueden ser de utilidad para ayudar a los más jóvenes a lidiar con las exigencias y el estrés de la vida actual:

1.- Promueve que compartan sus opiniones y expresen sus emociones: el diálogo es el camino más sencillo para identificar si existen situaciones de riesgo. No tienes que estar de acuerdo con el otro pero escucharlo te permitirá conocerlo.

2.- Mantente cerca de ellos: conocer a sus amigos, sus intereses, gustos y dificultades, te permitirá identificar si ay algún cambio en su conducta que pueda ser resultado de alguna complicación, Por ejemplo el aislamiento como consecuencia del rechazo social.

3.- Recuerda que la función de un padre, madre o maestro no es sólo la de educar si no también acompañar: los ambientes en que los jóvenes se sienten seguros y en confianza, son un importante factor de protección en términos de salud mental. Busca que en casa y la escuela se sientan tranquilos, protegidos y no juzgados.

4.- Acepta la realidad: muchos jóvenes no reciben apoyo profesional a tiempo porque sus familias no supieron reconocer una situación que los rebasaba. Buscar apoyo o asesoría profesional es algo muy valioso y no habla de incapacidad por parte de los padres o maestros, al contrario es un acto de amor.

Hoy en día las redes sociales, el fácil acceso al alcohol y las drogas, el inicio temprano de la vida sexual, etc, exigen de los jóvenes mucha más madurez que antes y los exponen a mucho estrés a una corta edad. Estas son sólo algunas de las causas que están generando mayor malestar emocional en ellos. Por eso es necesario estar muy atentos y brindarles las herramientas que requieren para afrontar sus vidas.

Recuerda que en la Fundación Mexicana de Lucha contra la Depresión tenemos servicio de psicología y psiquiatría para los jóvenes. También contamos con orientación para padres y talleres dirigidos a los centros educativos. Acércate a nosotros.


Leave a Reply