El primer paso para abordar el tema de un tratamiento para patologías de ansiedad o depresión implica la aceptación de la enfermedad. Este es siempre el primer obstáculo para un adecuado tratamiento y abordaje multidisciplinario. Ya que se logra esta aceptación el siguiente paso tiene que ver con la búsqueda de ayuda y para muchos la primera opción son las naturistas. Para los pacientes hay la percepción de un menor riesgo de efectos secundarios y lleva implícito que el carácter de su enfermedad sea leve y por lo tanto no requiere de manejo farmacológico médico. Seria un error descalificar a muchas de las opciones naturistas disponibles ya que con el tiempo se han realizado mas estudios clínicos que apoyan su eficacia, sin embargo, se debe tener claro hasta donde es su alcance real. A continuación, revisaremos algunas de las opciones naturistas utilizadas con mayor frecuencia para esclarecer algunos mitos y realidades en cuento a su eficacia.

Valeriana officinalis

Es una planta perteneciente a la familia de las Valerianaceae. Se le conoce también como hierba de los gatos ya que cuando la droga esta fresca no tiene olor, pero cuando se deseca se desarrolla un olor fuerte y desagradable. Es originaria del norte de Europa y Asia y se cultiva en diversos países europeos y es une especie herbácea, perenne, con hojas agrupadas en roseta en la base y opuestas en el tallo. Otras especies del genero Valeriana se utilizan también para obtención de principios activos: V. edulis Nutt. spp. procera o valeriana mexicana y V. wallichii D.C. o valeriana de la India.

Se conoce y utiliza desde la antigüedad, los médicos griegos y romanos la utilizaban como diurético, analgésico y contra la tos. Posteriormente se describieron sus efectos sedantes o tranquilizadores nerviosos. Tradicionalmente se ha empleado en casos de ansiedad, excitabilidad e insomnio; pero también se utiliza para combatir el dolor de cabeza, en cólicos intestinales y dolores reumáticos. La medicina tradicional china incluye además su utilidad en resfriados, contusiones y problemas de menstruación.

Con el tiempo se han realizados estudios comparativos entre valeriana y algunos antidepresivos, encontrando presentan una efectividad similar en los cuadros depresivo ansioso leves. Sin embargo, carecen de efectividad cuando la sintomatología experimentada por el paciente se clasifica de moderada a severa. También se debe tener presente el tiempo entre el inicio del manejo con valeriana y la mejoría de los síntomas es mas largo en comparación con los antidepresivos convencionales.

Algunos de los efectos secundarios reportados son dolor de cabeza, confusión, falta de agilidad mental, fatiga, nerviosismo, inquietud, irritabilidad o agitamiento, mareo, cólico abdominal y rigidez torácica. Puede haber síntomas de intoxicación por valeriana en casos de sobredosis, siendo estos benignos y desaparecen en las 24 horas siguientes. Esto sucede con mayor frecuencia cuando no esta diluida y se utiliza como aceite esencial. Los síntomas de intoxicación son: temblores, convulsiones, somnolencia, alucinaciones, debilidad muscular, problemas respiratorios y edema pulmonar.

Hypericum Perforatum

El hypericum perforatum o hierba de San Juan es una planta aromática perenne, que crece en arbusto de flor, cuyo extracto se utiliza frecuentemente en cuadros depresivos y trastornos del sueño. En las hojas y flores posee hasta 10 sustancias con actividad biológica, de las que las más conocidas son la hipericina, que actúa como débil inhibidor de la MAO, y la hiperforina, que produce un débil efecto inhibidor de la recaptación de serotonina, dopamina, noradrenalina, glutamato y GABA. Es originaria del continente europeo y se utiliza en múltiples regiones del mundo como América del Norte, Europa, Turquía, Rusia, India y China.

En la Edad Media se utilizo para exorcismos; lo mas probable es que aquellos afectados padecían depresión, que se presentaba con fuertes cambios de humor por lo que podía interpretarse en esa época como posesión. Paracelso describió su efecto sedante por lo que la llamaba “árnica de los nervios”.

Francia ha prohibido su uso y esta decisión se basa en un informe emitido por la Agencia Francesa de Seguridad de los Productos de la Salud que advierte de las importantes interacciones entre la hierba de San Juan y algunos medicamentos. Sus ingredientes activos pueden ser desactivados por la luz y por esta razón son envasados en recipientes de color ámbar.

Como en el caso de la valeriana también se han realizado estudios clínicos para comparar su efectividad contra la de los antidepresivos actuales. Se reporta como efectiva en los cuadros depresivos leves durante periodos cortos de tratamiento; sin embargo, tiene un muy pobre impacto sobre la remisión de los síntomas a largo plazo. Hay pruebas preliminares que indican es efectiva en el control de síntomas asociados la menopausia y presentes en el síndrome premenstrual en algunas mujeres.

Algunos de los efectos secundarios reportados con el uso del hypericum perforatum son ansiedad, nerviosismo, alteraciones en la piel con el uso y exposición al sol, múltiples interacciones farmacológicas, algunas alteraciones en la memoria, psicosis y conductas impulsivas. Todo la anteriormente descrito también se presenta cuando no hay una adecuada dosificación y preparación ya que la vía de administración determina en gran medida la intensidad de su efecto.

Flores de Bach

El Dr. Edward Bach, médico y homeópata inglés, durante los años treinta experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales en Gran Bretaña. Su terapia se basa en la administración selectiva de 38 preparados naturales prescritos en función de ciertos síntomas o patrones psicoemocionales alterados. Para la realización de sus preparados utiliza dos formas de elaboración de las tinturas madre a partir de las flores: la exposición al sol y la decocción (o hervor). Estos remedios no contienen cantidades farmacológicamente significativas de los principios activos de las plantas de las que provienen.

Existen muy pocos estudios comparativos entre esta modalidad de tratamiento y el uso de antidepresivos convencionales, y los disponibles no muestran ningún beneficio clínicamente significativo en comparación con placebo. Cabe mencionar en la mayoría de los casos reportados donde hay un aparente beneficio no se realizo una adecuada clasificación de la sintomatología en relación con los criterios establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

No hay efectos secundarios o toxicidad documentada.

En el área médica estamos acostumbrados a avances terapéuticos rápidos, esto es aún más cierto en la atención psiquiátrica. Actualmente nos encontramos en un momento en donde están disponibles múltiples opciones terapéuticas que se pueden ofrecer a los pacientes, así como terapias naturistas tradicionales complementarias. Como médicos estamos obligados a tener el mayor conocimiento de estas opciones y para los pacientes la aceptación inicial de la patología y búsqueda de ayuda subsecuente son sus mejores aliados. El objetivo de ofrecer la información previa es para ayudar a establecer una mejor alianza médico paciente aclarando información y despejando dudas.


Leave a Reply