DEPRESIÓN

Antes que nada debemos considerar que la depresión es una enfermedad, no un estado de ánimo o una elección. Como tal, debe ser diagnosticada y tratada por un especialista de la salud mental, psicólogo y/o psiquiatra.

De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos mentales (DSM-IV-TR), para poder diagnosticar un episodio depresivo es necesario que los síntomas se encuentren presentes la mayor parte del tiempo, todos los días, por las últimas 2 semanas.

Para realizar el diagnóstico, es indispensable que la persona muestre o mencione tener un estado de ánimo depresivo y/o incapacidad para interesarse por la mayoría de las cosas o disfrutar las cosas que antes disfrutaba.

Además, debe presentar al menos 5 de los siguientes síntomas:

  • a) Disminución o incremento del apetito.
  • b) Problemas para dormir casi todas las noches, ya sea dificultad para conciliar el sueño, despertar por la noche, despertar antes de la hora de levantarse o sueño excesivo.
  • c) Hablar o moverse más lento de lo normal o estar nervioso, inquieto o incapaz de estar sentado casi todos los días.
  • d) Pérdida de peso involuntaria en aproximadamente el 5% del peso habitual o 3.5 kilos en un mes.
  • e) Sentirse cansado o sin energía casi todos los días.
  • f) Sentirse poco valioso, inútil o culpable casi todos los días.
  • g) Dificultad para concentrarse o tomar decisiones casi todos los días.
  • h) Considerar repetidamente el dañarse, tener ideas de suicidio o deseos de estar muerto.

En México, padecen depresión. Las estadísticas mencionan que las mujeres la sufren 2 veces más que los hombres (14.4 contra 8.9). La OMS (Organización Mundial de la Salud) refiere que diariamente se registran 3000 intentos de suicidio en el mundo, siendo la depresión la principal causa de dichos intentos. Por su parte la Secretaría de Salud considera que cada año hay cerca de 14000 intentos, y si de éstos 1 de cada 10 se consuma, México es el 9no. país en muertes auto inflingidas (Depresión y suicidio en México, SSA julio de 2011).

ANSIEDAD

El trastorno de ansiedad generalizada es la ansiedad constante que no está relacionada con ningún evento ni situación en particular, o que está desproporcionada con respecto a lo que esperaría. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tenerlo.

Por lo general, comienza a afectar a las personas cuando tienen entre 20 y 25 años, con frecuencia manifiestan el temor a que ellos mismos, o sus seres queridos, puedan contraer una enfermedad o sufrir un accidente, entre diversas obsesiones y presentimientos de carácter negativo.

Para que el trastorno de ansiedad sea diagnosticado como tal, el paciente debe presentar síntomas de ansiedad casi todos los días durante varias semanas seguidas.

Los signos de ansiedad más indicativos son:

  • a) Dificultad para quedarse dormido o permanecer dormido.
  • b) Tensión muscular.
  • c) Irritabilidad.
  • d) Problemas para concentrarse.
  • e) Sensación de cansarse con facilidad.Inquietud o sentimiento de estar nervioso o a punto de estallar.
  • f) Temblores.
  • g) Falta de aire.
  • h) Latidos cardíacos acelerados.
  • i) Boca seca.
  • j) Mareos.
  • k) Náuseas.
Categorías: Depresion

Leave a Reply