Series de televisión, retos en redes sociales y debates han puesto el foco en el suicidio. Sin embargo, este difícil tema es más que una moda. Es un grave problema creciente que tiene en alerta a los sistemas de salud de todo el mundo.

Es por esto que te compartimos algunas de las ideas más frecuentes en relación al suicidio para que estés atento:

1.-“Es un problema de adolescentes”. Si bien el grupo más vulnerable es el de los adolescentes, también muchos adultos e incluso niños se suicidan. No te confíes.

2.-“El que quiere suicidarse lo hace y no anda llamando la atención”. En definitiva hay formas más letales de suicidio y algunas personas no piden ayuda, sin embargo, es un error subestimar cualquier intento por quitarse la vida. Las personas siempre dan señales previas y muchas veces van incrementando la peligrosidad de sus intentos hasta conseguirlo; es mejor ayudar a que reciban atención profesional.

3.- “Sólo quienes están muy mal lo intentan”. Es un hecho que quien consuma un suicidio es una persona que se siente profundamente sola, sin redes de apoyo, frustrada, deprimida o con problemas en el control de impulsos, pero hay que tomar en cuenta que quienes atentan contra su vida no son personas anormales o que forzosamente han estado en tratamiento psiquiátrico, muchas personas de las que conoces y te parecen semejantes a ti lo han pensado, deseado o intentado alguna vez. Ante la sospecha ofrece tu apoyo.

4.- “La solución está en que la persona entienda que el suicidio no es la salida”. Es muy importante ayudar a la persona a que encuentre otras alternativas de solución, sólo considera que el acto suicida es un síntoma, el más grave, de algo más. Que la persona ya no busque quitarse la vida es un gran logro pero eso es sólo el inicio en su proceso de recuperación. Fomenta la continuidad del tratamiento.

5.- “El suicidio es una salida fácil”. Bajo ninguna circunstancia suicidarse es sencillo. Imagina qué mal debe sentirse la persona si su mejor alternativa es dejar de estar viva. Una decisión así requiere de vivir con un alto grado de sufrimiento. No juzgues a los demás eso sólo incrementará su sensación de rechazo.

6.- “Los medicamentos psiquiátricos hacen que la gente se suicide”. Esta idea surge de que en ocasiones las personas quieren morirse pero no tienen la energía para hacerse daño, cuando empiezan el tratamiento a veces la energía incrementa más rápido que las ganas de vivir y entonces es cuando lo intentan. Esto no es una ley y si la persona está bajo la supervisión médica adecuada,no debe ocurrir.

El suicidio es un suceso muy doloroso pues no sólo termina con una vida, si no que deja una huella profundamente dolorosa en la familia y amigos Que actualmente pueda analizarse y hablarse abiertamente este tema es un gran avance, es el primer paso para generar conciencia y no dejar solas a miles de personas que en este momento están deseando que su vida termine.

Recuerda, si tú o alguien cercano se encuentra en riesgo, estamos para ayudarlos.


Leave a Reply