Vas caminando por la calle con una taza de café en la mano y de repente alguien te golpea sin querer y se derrama una parte importante del café.

¿Por qué se derrama el café?

Porque alguien me ha golpeado sería la respuesta más común, pero la respuesta correcta es porque tenías café en la taza, pudo haber sido té, agua o cualquier otro líquido, pero lo que tenías en tu taza era café.

Cuando hablamos de resiliencia, definida como la capacidad de afrontar el cambio y superar experiencias traumáticas, hablamos de una parte importante del ser humano que posiblemente y probablemente definirá muchas áreas de su vida, desde sus relaciones personales hasta las laborales.

La forma en la que manejamos las situaciones que nos ocurren día a día, desde las más pequeñas hasta las mas grandes nos hablan de el nivel de resiliencia que tenemos.

Cuando la vida te sacuda y se ponga difícil (con algún cambio o alguna tragedia), que seguro pasará, lo que sea que tengas dentro de ti es lo que derramarás, así que habrá que preguntarnos a nosotros mismos ¿con que he llenado mi taza?

Parte importante de ser resilientes es llenar nuestra taza con:

1. Confianza en ti mismo: confía en tus habilidades y cualidades, pues son las herramientas que te ayudaran a estar seguro de poder salir adelante.

2. Reflexión: El saber qué es lo que está pasando y cuál es la situación en particular, ayuda a tener en claro la situación y así pensar en que es lo más conveniente.      

3. Flexibilidad: tener un plan es parte de llevar un orden en tu vida, sin embargo, los cambios y las situaciones imprevistas son una realidad, en algún punto pasaran y si estas abierto al cambio será un proceso más fácil.

4. Creatividad: la creatividad es una habilidad que podemos desarrollar poco a poco y que nos ayudara a encontrar distintas soluciones a un mismo problema. Entre más cultives esta habilidad tendrás más opciones para afrontar toda situación.

5. Una red de apoyo solida: las personas de las que rodeamos hacen un gran cambio en nuestro estado de ánimo, pueden ser de ayuda o perjudiciales, es por eso que debes elegir sabiamente a tu red de apoyo.

Y tu… ¿de qué estas llenando tu taza?


Leave a Reply