¿Qué es la violencia psicológica de género?

Es una forma encubierta de agresión, que puede incluir privaciones económicas y aislamiento, este tipo de comportamientos se realizan con el fin de degradar o controlar las acciones, comportamientos, creencias y decisiones de la mujer por medio de la intimidación, manipulación, amenazas directas o indirectas, humillación, o cualquier otra conducta que implique un daño a la salud psicológica o al desarrollo personal. Son actos que conllevan a la desvalorización o sufrimiento.

¿El machismo y la misoginia es otro tipo de violencia de género?

El machismo como la misoginia nos hablan sobre diferentes tipos de violencia dirigidos hacia lo femenino en general y las mujeres en particular, tienen una naturaleza distinta y también se hacen notar de manera diferenciada.

La misoginia siempre se fundamenta en el odio hacia las mujeres, mientras que el machismo no tiene por qué basarse en esto. De hecho, este último se fundamenta en toda una serie de dinámicas relacionales que han sido normalizadas a lo largo de varios siglos y que se consideran normales como por ejemplo: “todo el mundo sabe que las mujeres necesitan a un hombre”.

En las creencias del machismo no siempre existe un elemento que nos permita identificar si la persona que las sostiene siente simpatía o antipatía por la mujer por el simple hecho de serlo. Por supuesto, eso no implica que quien es machista y le desee lo mejor a las mujeres no las daña a través de sus acciones o comentarios.

¿Por qué se ejerce la violencia psicológica de género?

Estudios indican que la violencia es una conducta aprendida y en la mayoría de los casos se observa en el núcleo familiar. Por lo tanto, el maltratador/a aprende que una manera de vivir, de ejercer poder y de relacionarse con los demás es violentándolos.

¿Cómo identificar la violencia psicológica de género?

En ocasiones es difícil de identificar y comprobar ya que generalmente, se habla de violencia en aquellos casos que es visible, y se asocia al acto violento, al abuso y la lesión física. Es importante prestar atención a los siguientes puntos de alerta para que puedas identificar si estas pasando por esta situación:

  • Te critica (físico, amigos, familia, trabajo, aptitudes, habilidades, etc.)
  •  Te insulta o te grita
  • Te humilla en privado y/o en público
  • Rechaza mantener relaciones sociales en tu compañía
  • Controla el dinero, las decisiones o te prohíbe que trabajes
  • Amenaza con abandonarte o te dice que se va
  • Amenaza con causarse algún daño
  • Castiga o maltrata a los niños cuando está enfadado contigo
  • Abusa, tortura, mata a los animales domésticos para hacerte daño
  • Te acosa con asuntos que imagina que estás haciendo (como los celos)
  • Te manipula con mentiras y contradicciones
  •  Te exige obediencia 
  • Trata de convencerte que ere la culpable de su comportamiento 
  • Realiza gestos de rechazo y miradas agresivas
  • Constantemente te dice que no vas a encontrar una mejor persona que él/ ella.

Es importante identificar que el autor del maltrato normalmente tiene una buena imagen pública. Puede ser simpático, amable y educado (a los ojos de los demás), lo que le permite pasar inadvertido.

Algunas Prácticas tradicionales nocivas

Son formas de violencia que son mayormente aceptadas en la sociedad (como los comentarios machistas). Estas son algunas de las frases violentas que se utilizan:

  • “date a desear”
  • “deberías ser más femenina”
  • “las niñas bien/ bonitas no dicen groserías”
  • “a las mujeres no hay que entenderlas solo hay que amarlas”
  • “seguro estas en tus días”
  • “hay que educar a las mujeres para que no se dejen pegar”
  • “el hombre llega hasta donde la mujer lo permite”
  • “tenías que ser mujer”
  • “es tu culpa por vestirte así”
  • “así nunca vas a encontrar marido”
  • “¿y el novio?”
  • “esas son cosas de hombres, no te metas”
  • “con tus hermanos es distinto, ellos son hombres”
  • “estudia mientras te casas y tienes hijos”
  • “atiende a tu papá y a tus hermanos”

Mitos y realidades sobre la violencia psicológica:

MITO:El maltrato psicológico no es tan grave como el maltrato físico.

REALIDAD:Las continuas desvaloraciones y humillaciones pueden provocar secuelas graves en la salud mental e incluso física de la mujer.

MITO:Pequeñas faltas de respeto como un grito, una mala palabra o ignorar a una persona, no es violencia.

REALIDAD:Algunos de estos pequeños actos parecen cotidianos y hasta “normales”, en realidad tienden a hacerse más frecuentes al punto de ser insoportables para quien los sufre y tienen graves consecuencias para la salud psicológica de las víctimas.

MITO:La violencia basada en el género, ocurre solamente entre las mujeres pobres y marginadas.

REALIDAD:Algunos estudios sugieren que las mujeres que viven en la pobreza tienen más posibilidades de experimentar violencia que las mujeres de un nivel superior, sin embargo, los mismos estudios muestran que la violencia contra las mujeres ocurre en cualquier nivel socioeconómico, educativo y racial.

¿Qué hacer?

Para empezar, no estás sola, el aceptar que sufres cualquier tipo de maltrato ya es un gran paso.

En SinDepre nuestro equipo está para ayudarte en este difícil camino, contáctanos por cualquiera de nuestras redes sociales o por teléfono para poder brindarte asesoría y acompañamiento. #Sindeprecontigo.

Bibliografía:


Leave a Reply