¿Qué es?

La responsabilidad afectiva es un termino que últimamente a tomando mucho poder e importancia dentro de las relaciones interpersonales. Este término hace referencia a tres puntos fundamentales:

  1. Ser conscientes en como nuestros actos, palabras y actitudes afectan a las personas que nos rodean.
  2. Comunicar y tomar acción, basándose en el consenso, cuidado, escucha y diálogo sobre los sentimientos y emociones que surgen entre ambas partes.
  3. Ser congruentes en que nuestros actos correspondan con nuestras palabras.

Ejemplo:

“Soy consciente que no quiero una relación de pareja y la persona con la que estoy saliendo si lo quiere, debo comunicar mis intenciones y saber como se siente Él / Ella también, para poder llegar a un acuerdo sobre si seguimos saliendo aun sabiendo las intenciones de ambos o mejor nos alejamos, por último, debo ser congruente y respetar la decisión que se tomó”

¿Por qué es importante la responsabilidad afectiva?

Porque toda acción que se realice dentro de la relación que se mantenga (amigo, familia o pareja) puede generar consecuencias positivas o negativas en ambas partes, en otras palabras, es saber que neutras acciones y palabras tienen un impacto emocional en los otros.

El objetivo de la responsabilidad afectiva es construir vínculos claros, sanos, responsables, llenos de cuidado y comunicación para el beneficio de ambas partes.

¿Cómo trabajar la responsabilidad afectiva?

  • Comunicación asertiva constante.
  • Establecer acuerdos y respetarlos.
  • Trabajo emocional de ambas partes.
  • Ser responsable de las acciones.
  • Tener conversaciones incomodas que fomenten el crecimiento.
  • Trabajar en la empatía.
  • Tener claro el tipo de vínculo.
  • Etc.

Recuerda que es un proceso que depende de ambas partes para funcionar y si solo un lado trabaja en ello, será muy difícil tener una relación sana, de igual manera ser responsable afectivamente con nosotros, es ser consciente en que relaciones nos sentimos bien y alejarnos de las que destruyen nuestra paz mental y emocional.

Bibliografía:

Carmona, Y., “Cómo ser responsable afectivamente”, Centro de Psicología Arvum., recuperado de: Cómo ser responsable afectivamente


Leave a Reply